Academia


Por qué no renuncia a la dirección del SNI: Lazcano

El científico miembro de El Colegio Nacional hace pública una carta donde dice a Mario de Leo-Winkler que su renuncia ayudaría a disminuir los conflictos de la comunidad con Conacyt

Por qué no renuncia a la dirección del SNI: Lazcano  | La Crónica de Hoy

Antonio Lazcano es profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y miembro de El Colegio Nacional.

Una de las constantes críticas que ha tenido el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología por parte de la comunidad que representa ha sido en relación a la inexperiencia de sus colaboradores y directivos. Entre los casos resalta el puesto de David Alexir Ledesma, quien renunció a la subdirección de Comunicación e Información Estratégica después de la polémica generada por su inexperiencia y perfil para el puesto.

Ese puesto fue ocupado por Cristina Pouliot Madero. “Amanecimos con la novedad de que la directora de Comunicación Estratégica de Conacyt cree en la Astrología Culta y Erudita; considera que con sus técnicas se puede predecir el futuro, igual que con la ciencia...”, escribió Julieta Fierro Gossman en su cuenta de Twitter en marzo pasado.

Otro de los funcionarios en Conacyt que ha sido criticado por su inexperiencia es Mario de Leo-Winkler, director del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y Vocaciones Científicas del Conacyt, quien nunca ha formado parte de dicho sistema. El tema se avivó en días recientes, a raíz de un encuentro entre Antonio Lazcano Araujo y el funcionario, así como de un mensaje publicado por éste en Twitter:

“Sugirieron por ahí, como verdad absoluta, que la apropiación social de la ciencia debería seguir definiciones vertidas a final del siglo XIX. Parecen sugerir que continuemos usando el modelo del átomo de Thomson, ignorando el desarrollo en el campo :/”.

Lo anterior condujo una respuesta directa del miembro de El Colegio Nacional y Premio Crónica, quien ha recalcado dicha inexperiencia en diversas ocasiones. A través de una carta, Lazcano destaca la labor del físico como divulgador, a la vez que le refiere si no ha considerado dejar la dirección del SNI para enfocarse a esta labor:     

“Estimado Dr. de Leo. Hace unas semanas tuve la oportunidad de leer el ensayo titulado The universal Universe or making astronomy inclusive, que publicó usted en Nature Astronomy 3: 576 el pasado mes de julio. Me gustó lo que escribió en su artículo, y créame que de verdad respeto y aprecio su empeño en hacer del conocimiento científico parte del acervo intelectual de comunidades que por distintas razones viven marginadas.

“Tanto el intercambio que tuvimos el día de ayer en la reunión de las Comisiones Dictaminadoras del SNI como los comentarios que usted subió el día de hoy a las redes sociales, muestran que usted ignora y hasta parece desdeñar las contribuciones que algunos de los grandes científicos han hecho en los últimos 150 años a la definición de la difusión de las ciencias. Ello es preocupante, pero creo importante subrayar que usted y yo coincidimos, junto con muchos más, en que estamos obligados a ayudar a que el conocimiento científico sea parte del patrimonio cultural de todos los mexicanos.

“También fue obvio para quienes nos escucharon ayer y para quienes lo leyeron hoy que usted ha profundizado en lo que llama la apropiación social de la ciencia. Lamentablemente, también es evidente para muchos que su experiencia en la investigación científica es extraordinariamente limitada. Como usted bien sabe, muchos hemos criticado abiertamente y sin tapujos que alguien como usted, que nunca ha dirigido tesis de posgrado, que apenas si ha participado en proyectos de investigación, que posee un conocimiento superficial de los mecanismos de evaluación del trabajo académico, y que nunca ha pertenecido al SNI, sea quien dirija ahora al Sistema Nacional de Investigadores. Estas limitaciones quedaron reflejadas, por ejemplo, en las discusiones que tuvo en días pasados con los miembros de las Comisiones Dictaminadoras de las Áreas II y V, en donde sus intervenciones fuera de lugar estuvieron a punto de violentar el reglamento del SNI.

“Dado lo anterior, y en forma pública y abierta, me pregunto si usted ha considerado la conveniencia de dejar el cargo de Director del SNI y concentrarse del todo en la difusión de la ciencia. Es evidente que está calificado para ello, y que tiene la experiencia necesaria para hacerlo. Sé que la sugerencia que le hago puede ser interpretada como una intromisión en lo que debería ser una decisión estrictamente personal y laboral, pero créame que la hago con el ánimo de reducir los conflictos que separan a la administración actual del Conacyt de la comunidad científica nacional.

“Al igual que usted, estoy haciendo pública mi opinión. La diferencia es que mientras usted me mencionó de manera oblicua en las redes, yo no tengo ningún reparo en hablar con claridad”, concluye la misiva.  

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -