Negocios


Pemex necesita cambios estructurales para salir de la quiebra técnica: Imco

Desde 2009 la Empresa Productiva del Estado ha gastado más de lo que aporta.

Pemex necesita cambios estructurales para salir de la quiebra técnica: Imco | La Crónica de Hoy

Foto: Especial

El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) presentó este martes su Diagnóstico de Rentabilidad de Pemex para el Bienestar de México, en el que señala que, para que la Empresa productiva del Estado salga de la quiebra técnica en la que se encuentra, más que seguirle inyectando más recursos financieros lo que necesita son cambios estructurales.

Imco refiere en un comunicado que a lo largo de la última década Pemex no ha sido capaz de generar los recursos suficientes para financiar su gasto operativo y de inversión, así como para hacer frente al costo financiero de su deuda y a sus obligaciones fiscales. 

En su análisis, Imco indica que desde 2009 Pemex ha gastado más que los ingresos aportados, por lo que se ha visto obligado a contratar más deuda: sus obligaciones financieras crecieron 113% en términos reales al pasar de 631 mil 850 millones de pesos, al cierre de 2009; a 2 billones de pesos, al 30 de junio de 2019.

Además, la extracción de crudo, su negocio más rentable, va en picada desde hace más de 10 años. Entre diciembre de 2003 y junio de 2019 la producción de petróleo se redujo a la mitad, al pasar de 3.5 a 1.7 millones de barriles diarios.

Frente a este escenario, Imco señala que la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de incrementar el flujo de efectivo de Pemex en 455 mil 887 millones de pesos no es suficiente, ya que la petrolera del Estado requiere más que dinero: necesita profundos cambios estructurales”.

Las sugerencias estructurales para Pemex, según Imco, para hacer más redituable el apoyo a la petrolera son: Reformar el consejo de administración con perfiles profesionales, independientes y sin conflicto de interés; lanzar al mercado bursátil acciones equivalentes al 33% del negocio de Pemex; renegociar el contrato colectivo de trabajo entre Pemex y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana; reactivar la participación de la iniciativa privada en la exploración y producción de crudo y gas; abandonar el resto de actividades que no sean la exploración y extracción de hidrocarburos y cancelar la construcción de la refinería de Dos Bocas o en su defecto crear una empresa independiente a Pemex que opere la obra y negocie un contrato colectivo rentable y competitivo.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -