Opinión


La Guardia Nacional en V. Carranza

La Guardia Nacional en V. Carranza | La Crónica de Hoy

Este fin de semana por fin entró en la Venustiano Carranza la Guardia Nacional y en un acto protocolario acompañé a la jefa de Gobierno de esta ciudad, la doctora Claudia Sheinbaum, a un recorrido por diversas calles de esta alcaldía que de acuerdo a datos del Gobierno capitalino, por comisión de delitos se encuentra colocada a la mitad de las dieciséis que conforman la capital del país y muy por debajo de muchas otras.

Aun con ello, es de celebrarse el ingreso a la alcaldía de esta nueva figura de seguridad, pues a pesar de que los alcaldes no tenemos, hasta el momento, reguladas las facultades que nos otorga la Constitución de la Ciudad de México en la materia, sí se puede decir que en la Venustiano Carranza se ha logrado una disminución de la delincuencia, no en los niveles a que aspiramos, pero sí hemos visto un descenso en la comisión de algunos delitos, por lo que estamos seguros que la Guardia Nacional nos brindará el estado de fuerza que se requiere para otorgarle a los ciudadanos, una mejor calidad de vida.

Por ello, es necesario armonizar la Constitución de esta Ciudad con las leyes que dan vida a la Guardia Nacional, para que alcaldes y Jefa de Gobierno, tengamos facultades y herramientas legales necesarias que permitan crear un verdadero frente en contra de la inseguridad, porque además de ser un objetivo común, a eso nos comprometimos cuando tomamos protesta de los cargos que hoy ejercemos.

Aunque en su momento la creación de la GN fue sumamente criticada por ser una figura de carácter cívico-militar, la realidad es que con esta corporación policial aumentarán las capacidades del Estado para la disuasión, investigación y detención, y para ello es de vital importancia la capacitación de cada uno de los elementos en torno a la misma reforma constitucional que da origen a la Guardia Nacional y las leyes que de ella emanan, como la misma Ley de Guardia Nacional, la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza y la Ley Nacional del Registro de Detenciones, así como las reformas al Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Por ello, y con el fin de terminar con las lagunas legales que por décadas han echado abajo el trabajo de inteligencia e investigación, se debería incluir a los elementos policiales que conforman la Guardia Nacional, una verdadera capacitación en el uso de la fuerza, en derechos humanos, en registro de detenciones y, sobre todo, en el servicio público, pues de este último pilar depende la efectividad de toda una institución encargada de velar por la seguridad ciudadana.

Se debe reconocer que la Guardia Nacional es un gran paso del actual gobierno, toda vez que la seguridad es hoy en día la principal demanda de los mexicanos, pues de ella depende no sólo la cotidianidad de la ciudadanía sino la misma marcha de este país, por lo que es lamentable que, en aras de politizar las acciones de gobierno, esta institución se haya encontrado con la intentona de algunos legisladores y miembros de la sociedad civil de desacreditarla, pues en la Guardia Nacional, está plasmada la esperanza de miles de ciudadanos que han sido víctimas de algún delito y de la violencia, que ha dejado infinidad de daños al patrimonio privado y público, por lo que oponerse a ella es un ejemplo de pequeñez política y de carencia de altura de miras.

Seguramente, esos personajes que desean que todo salga mal no tenían en mente los más recientes estudios de opinión en donde la Guardia Nacional, antes de su arribo a la capital, ya contaba con un nivel de confianza ciudadana del 56%, mientras que la policía cuenta con un 25% de aprobación social, por lo que es lamentable que los intentos que se hacen de regresar la seguridad a la nación se estén topando con barreras y obstáculos políticos.

Siendo conscientes de ello, en Venustiano Carranza damos la bienvenida a la Guardia Nacional, por lo que esperamos que esta nueva institución se armonice con las leyes locales para que los alcaldes puedan ejercer sus facultades consagradas en el máximo texto de la ciudad y se integre a nuestro plan integral de seguridad, mismo que contempla la recuperación de espacios públicos, programas sociales y el estímulo a la participación ciudadana que en muchas ocasiones presenta mejores logros en el combate a la delincuencia y los ciudadanos puedan ver de nuevo la seguridad que tanto se extraña en la CDMX.

 

Twitter: @julioc_moreno

 

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -