Nacional


Investigan sabotaje a Pemex; AMLO sospecha de competidores

La próxima semana, adelantó el presidente, el director de la paraestatal, Octavio Romero Oropeza, presentará un informe sobre el porqué del desfase entre tomas clandestinas y robo de hidrocarburos.

Investigan sabotaje a Pemex; AMLO sospecha de competidores | La Crónica de Hoy

En plataformas, van en lanchas y se roban equipos para detener la producción, informó el Presidente.

El gobierno federal investiga actos de sabotaje en contra de Pemex, no sólo en gas, también en gasolina y hasta en petróleo crudo.

Los daños, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador a Crónica, apuntan a competidores de la petrolera.

“Pemex es la empresa que distribuye gasolinas, gas y desde luego vende también petróleo crudo, materia prima, y en todos los casos hay competidores. Entonces, estamos analizando el fenómeno. Se maneja una hipótesis, que están queriendo que no tengamos en Pemex, la competencia, están poniendo obstáculos”.

En días pasados, este diario ventiló las paradojas entre el robo de combustible y el número de tomas clandestinas…

En 2019, ya con la estrategia federal para abatir el huachicol en marcha, el número de tomas ilegales superó las 13 mil, por 12 mil durante 2018, un aumento del 8 por ciento.

Pero el contraste se refleja sobre todo en Hidalgo, el estado con mayor incidencia en los últimos años. Ahí, la cifra se duplicó, al pasar de 2 mil 121 a 4 mil 040. Esto, pese al antecedente de la explosión en Tlahuelilpan, la aplicación de programas sociales y las acciones para reconstituir el tejido social.

En robo de gas LP hubo una reducción del 55 por ciento de 2018 a 2019: de 12 mil barriles diarios bajó a 5 mil 300 barriles, pero las tomas clandestinas se dispararon: de 205 a mil 323, un aumento de 645 por ciento.

“Lo tenemos comprobado en el caso del gas, y en el robo de gasolina vamos a verlo”, aseguró el tabasqueño, quien también ventiló el asunto del robo de petróleo crudo para la exportación, “porque sucede lo mismo”.

-¿Cuál es el modo de operación en este caso?

-Se roban equipos, bombas, que aparentemente cuestan muy poco en el mercado formal y en el mercado negro, estamos hablando de bombas que pueden costar cinco mil, seis mil pesos. Van en lanchas a las plataformas y se las roban, esto para la producción, detienen la extracción de crudo. ¿Con qué propósito?

-¿La línea de investigación oficial es la del sabotaje? -se le preguntó.

-Puede ser, porque sí hay competencia. El propósito era acabar con Pemex y con la Comisión Federal de Electricidad, y entregar todo el mercado de las gasolinas, del diésel, del gas, de la energía eléctrica a particulares. Por eso dejaron que se cayera la producción en Pemex.

“Sobre los competidores, necesitamos ver de qué se trata, pero no nos vamos a dejar”.

En 2004, detalló, la producción petrolera alcanzó tres millones 400 mil barriles y para enero de 2018 había descendido a un millón 940 mil. Al iniciar la presente administración -en diciembre de ese mismo año- cayó hasta un millón 720 mil barriles, cuando con la reforma energética se habían prometido 3 millones de barriles anuales.

“Por primera vez, el año pasado no se cae la producción y ya empezamos a levantar, y vamos para arriba porque estamos trabajando en 20 campos petroleros. Ahora estamos procurando que haya equilibrio, no desaparecer a los particulares, se mantienen los mismos contratos, pero tenemos que cuidar a Pemex, que no desaparezca en el mercado de la distribución de combustible; lo mismo es el caso del gas y la energía eléctrica”.

La próxima semana, adelantó el presidente, el director de Pemex Octavio Romero Oropeza presentará un informe sobre el porqué del desfase entre tomas clandestinas y robo de hidrocarburos.

Comentarios:

Destacado:

+ -