Escenario


Babasónicos recordó a las víctimas del terremoto del 19 de septiembre

La icónica agrupación argentina Babasónicos deleitó por más de dos horas a los miles de asistentes que se dieron cita la noche del jueves en el coloso de reforma.

Babasónicos recordó a las víctimas del terremoto del 19 de septiembre | La Crónica de Hoy

La icónica agrupación argentina Babasónicos deleitó por más de dos horas a los miles de asistentes que se dieron cita la noche del jueves en el coloso de reforma.

La noche era lluviosa, una fecha triste en la historia de México y la importante banda argentina Babasónicos tenía la misión de convertirla en una explosión de alegría.  Largas filas de personas aguardaban el momento para poder ingresar al recinto. En las afueras del auditorio, pulseras, tazas, playeras, pósters y chamarras con el nombre de la agrupación inundaban el paisaje. Con la gente ingresando poco a poco se fueron llenando las diez mil butacas del Auditorio Nacional aguardando una noche que prometía ser mágica.

Después de la última y tercera llamada las luces se apagaron y a las nueve de la noche en punto el silencio fue invadido por los primeros acordes. “Ingrediente” fue la encargada de abrir el concierto lo que provocó gritos ensordecedores que inundaban el lugar. En medio de un escenario iluminado con luces moradas, rosas y blancas, la banda argentina se plantaba en el escenario con una fuerza brutal.

El primer momento romántico de la noche llegó apenas con la segunda canción, “En privado” hacia que las parejas de enamorados entre el público pudieran abrazarse y darse uno que otro beso mientras se movían al compás de la música.  Con movimientos sensuales y el carisma que lo caracteriza, el vocalista Adrián Dárgelos tomó el micrófono para dirigirse por primera vez al público dándoles la bienvenida con un cálido buenas noches que fue respondido con gritos y aplausos.

Continuaba la noche y los éxitos “Vampi”, “El loco” y “Pijamas” fueron las responsables de poner de pie a todos los asistentes para nunca más volver a sus lugares. La noche era aún joven y con apenas seis canciones algunos de los fans comenzaban a despojarse de sus abrigos en busca de la libertad para bailar; “Sin mi diablo”, “Tormento”, “El colmo” y “La lanza” seguían confirmando por qué Babasónicos es un estandarte en el rock en español.

La velada iba de menos a más, y con los músicos ya entrados en confianza, las canciones se empezaron a escuchar mejor. El juego de luces sobre el escenario y el humo que emanaba de él hacían que en ocasiones se perdiera detalle de lo que pasaba frente a los ojos. Pero una vez más, Adrián demostró cómo ser un gran showman, su excelente voz y movimientos acompañados de algunos agradecimientos al público ponía a la gente loca.

La primera gran ovación fue cuando sonó “Irresponsables” mientras “Desfachatados”, “Un pálpito” y “Pendejo” eran coreadas al unísono. Siguieron rolas como “Orfeo”, “Cretino”, “Teóricos”, “La pregunta” y “Partícula” para después dar paso a unas de las consentidas del público: “Y qué” y “Putita”.

“Deberíamos ser extraterrestres pero cono no lo somos, sabemos qué hace 34 y dos años sucedió un terremoto en esta misma fecha en que estamos tocando, sabemos que es una fecha difícil para México por los terremotos que los han sacudido así que esto va dedicado a las víctimas del sismo y sus familiares” dijo el vocalista arrancando gritos de agradecimiento de los asistentes y erizando la piel a más de uno. El concierto se acercaba a su fin y con más de dos horas de música, los éxitos y joyas “Carismático” y “Yegua” comenzaban a darle la despedida a la gente.

Después de una salida en falso, Babasónicos se volvió a plantar en el escenario para despedirse de sus fans con “Cuello rojo” y “El maestro”. Canciones que ponían fin a más de dos horas y 34 canciones al ritmo de auténtico rock argentino.

 

lrc

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -