Cultura


Abren muestra con 108 fotos inéditas de Fermín Revueltas

Es un trabajo documental en diversas entidades del país que describen desde la construcción de presas hasta la tradición de la quema de Judas. Un material importante que ni la familia conocía: Coral Revueltas

Abren muestra con 108 fotos inéditas de Fermín Revueltas | La Crónica de Hoy

Por primera vez se mostrarán 108 fotografías que el pintor mexicano Fermín Revueltas (1901-1935) tomó en diversas entidades del país durante los últimos años de su vida. Esas imágenes, que capturaron desde la construcción de presas hasta la tradición de la quema de Judas, estarán expuestas a partir de hoy en la Antigua Academia de San Carlos, ubicada en Academia 22, Centro Histórico de la Ciudad de México.

La muestra, que lleva por título Mecánica de Luz. Fermín Revueltas, Fotografías de vanguardia, 1926-1935, además de exhibir una parte del acervo inédito del iniciador del muralismo, también incluye bocetos, dibujos preparatorios, vitrales y cuadros inéditos. 

“Es un archivo inédito de negativos de Fermín Revueltas y al revisarlo consideramos que era un material importante que incluso nosotros como familia no lo conocíamos. Lo que se presenta son imágenes de los negativos que no habían tenido una impresión en positivo, ni de época”, comentó Coral Revueltas Valle, nieta del pintor.

En un recorrido por la muestra, el curador y responsable de la preservación de la Colección Fermín Revueltas que se resguarda en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, Ernesto Peñaloza, explicó a Crónica que las fotografías de Fermín Revueltas, que preservó e investigó, son 573.

“Son 573 imágenes, entre negativos y positivos, entonces no sabíamos dónde se habían fotografiado ni en qué años, sólo sabíamos que eran de Fermín y que correspondían a diferentes lugares del país. En la UNAM hicimos la consolidación del archivo: lo limpiamos, clasificamos por formatos, se digitalizó y se resguardó en bóveda. Para documentar la colección, la familia nos prestó archivos personales y eso nos permitió ir entendiendo al personaje”, dijo.

Mucho de ese trabajo documental lo inició Emilio Revueltas Valle, nieto del pintor, ya que trazó relaciones entre fotografías, grabados, libros y cuadros de su abuelo.

Lo que encontraron, tanto Peñaloza como la familia Revueltas Valle fue que el artista usó la fotografía a manera de apuntes para crear sus murales.

“La generación de Revueltas utilizó mucho la cámara en el sentido de herramienta de apoyo a su pintura, pero Fermín la insertó en otro movimiento que conocemos como fotografía moderna mexicana, en el que hizo aportaciones porque encontró en la fotografía una forma de expresarse como artista”.

Para demostrar esa vanguardia, la exposición coloca fotografías con personajes que retoma Fermín en sus cuadros. Por ejemplo, en uno de los cuadros inéditos aparecen cuatro trabajadores arreglando vías del tren y a un lado, en la exposición, aparecen fotografías de rieleros con sus herramientas en mano. Esos mismos personajes se observan en la reprografía del vitral Trabajadores de vida que Revueltas colocó en el hospital Colonia (hoy oficinas del IMSS) en 1934.

Otro ejemplo de cómo la fotografía fue para Fermín un cuaderno de apuntes, es la imagen titulada Su hijo Silvestre nadando tomada por el muralista en 1930, la cual dialoga con dos obras de 1933: el boceto Bañistas o nadadores y con el óleo Nadadores.

“Me atrevo a decir que nos enfrentamos a un fotógrafo muy bueno, porque está informado, porque tiene la mirada del artista y una vez que hay un dominio técnico de la cámara pasó a otra etapa de crear imágenes muy adelantadas a su época usando lo más avanzado de ese momento”, señaló Peñaloza.

Lo más evidente de esa vanguardia son dos trabajos, añadió el investigador: el foto-ensayo sobre la fábrica cementera La Tolteca y una serie de fotomontajes para ilustrar la publicación cardenista La Revolución en una etapa de madurez social (1935).

Sobre el lugar de la exposición, José de Santiago Silva, coordinador de Investigación, Difusión y Catalogación de Colecciones de la Antigua Academia de San Carlos, comentó que se eligió porque Fermín Revueltas fue profesor ahí.

“Este trabajo que se muestra coincide con proyectos académicos que se establecieron en la entonces Escuela Nacional de Bellas Artes, que fue la inclusión de cursos académicos formales de fotografía y cine fotografía a cargo de Emilio Amero y Agustín Jiménez, entonces seguramente hubo un impulso fuerte en ese sentido y fueron muchos los artistas que se sumaron a la fotografía”, dijo.

La exposición también muestra autorretratos de Revueltas hechos por Edward Weston y las llamadas relaciones de imágenes creadas por Fermín.

 

 

► La exposición permanecerá hasta el 27 de marzo, de 10:00 a 18:00 horas å La entrada es libre

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -